Juegos tradicionales chilenos

Etiquetado en: Fiestas Patrias , Chile

E-mailEnviar a amigo
ShareCompartir
rayuela juegos

Durante las Fiestas Patrias, renacen los juegos tradicionales chilenos que ahondan y profundizan nuestras raices.

Entre los más conocidos se encuentran

El palo ensebado: Este juego consiste en un palo o vara de 20 centímetros de diámetro y de 5 a 6 metros de alto que se encuentra enterrado en tierra. El palo untado en grasa deberá ser trepado para alcanzar el premio que está en la cima. Su origen viene de Nápoles, Italia, durante los siglos XVI y XVII. Se practicaba en las fiestas populares y se conoció con el nombre de cucaña.

El trompo: El trompo es un juguete de madera con púa de metal y desde esta punta se enrolla una lienza o cuerda. Después de haber enrollado todo el hilo, el trompo es lanzado con fuerza para hacerlo girarse.  El origen del trompo es muy antiguo. Ya es citado en la literatura de Virgilio en su obra "Eneida" y algunos poetas romanos confesaban que tenían más afición al trompo que a los estudios.

El emboque: El emboque es un juguete de madera con forma de esfera o campana con un agujero de cuatro a cinco centímetros de profundidad. De su cuerpo sale un cordón delgado en cuyo extremo tiene amarrado un madero o palito que habrá que tratar de meter al agujero del emboque. Su origen, según Oreste Plath, viene de las bolitas, bolos y bochas. El emboque es conocido a través de toda Latinoamérica.

El volantín: Confeccionado con varillas de coligüe (que forman un arco) y papel seda o volantín. Luego están los tirantes compuestos por los hilos y la cola, que es una tira larga o corta que provoca efectos en el aire. El artefacto vuela gracias a la fuerza del viento y a uno o varios hilos que lo mantienen desde tierra en su postura correcta de vuelo.  El volantín data del año 200 a.de C, tiene como cuna China. El volantín llegó a Chile a mediados del siglo XVIII. Su llegada conquistó a tantos seguidores, que se convirtió en la protagonista de muchas fiestas, juegos, competencias, reuniones y jaranas.

Rayuela: Para jugar a la rayuela hay que trazar una raya en el suelo o poner en éste una cuerda extendida. Después los participantes se ubican a unos veinte pasos y lanzan, cada cual a su turno, sus tejos sobre la línea. Gana el que llegue más cerca.  La rayuela se hizo muy popular por los mapuches, que le pusieron "tecun". Para practicarlo construían tejos de piedra de distintos tamaños y colores: rojo, negro y blanco. Hoy día es un juego muy conocido y típico de las zonas rurales de Chile.

Carreras en Sacos: Para realizar esta carrera los niños se introducen dentro de los sacos y se agarran por su borde con las manos. Hay que decir que es un juego individual que depende el participante de él mismo. El juego consiste en desplazarse, mediante saltos, por una distancia acordada anteriormente por los jugadores. La persona que llegue antes a la meta ganará. Las carreras de sacos tienen su origen en el campo transformadas en actividades deportivas que muestran nivel de destreza.

Carreras de tres pies: Consisten en amarrar el tobillo izquierdo de uno de los jugadores con el derecho del otro participante, por lo que para avanzar hay que moverse coordinadamente.

Persecución del chancho: Se unta de aceite o grasa a un chancho y se lo deja correr. Luego, un grupo de niños debe salir en su persecución para atraparlo. Gana quien consiga hacerlo.

En estas festividades Chileestuyo, ha querido recordar estos juegos tradicionales como una forma de rescatar nuestra identidad, considerando que éstos constituyen un elemento esencial para fortalecer las destrezas, habilidades y valores; entre otros como: expresión corporal, oral, musical, relaciones lógico matemáticas, identidad, autonomía personal y desarrollo social del ser humano.

Es necesaria una mayor difusión y promoción desde las familias y las instituciones para volver a popularizar la práctica de los juegos tradicionales, ya que estos son la reafirmación de los niños y la puerta que abre el conocimiento del mundo que les rodea, el juego es el puente que les lleva a relacionarse con los otros, desarrollar hábitos de aseo, de trabajo, aprender a ser ordenado, a esperar su turno, a compartir, a ser grato con los demás, cosas básicas para toda su vida.

 

Sigue en contacto con nosotros a través de facebook y twitter.


 

Otros artículos que te pueden interesar: