Las Aventuras de Juan y Jane - Región de Aysén

E-mailEnviar a amigo
ShareCompartir
Juan y Jane

Tesoros milenarios

 Una de las cosas que más recordaremos de la Carretera Austral, fueron las inmensas masas de hielo que vimos en glaciares y ventisqueros. Nuestra primera experiencia nos dejó con la boca abierta: el impresionante Ventisquero Colgante del Parque Nacional Queulat. Parece como si una grúa lo hubiera puesto ahí donde está, en medio de las montañas de una de las áreas menos alteradas del país, rodeado de lugares vírgenes, donde el hombre aún no ha dejado sus huellas. Cuesta creer que habiendo tantas ciudades colapsadas, existan muchos lugares en el mundo donde el hombre todavía no ha intervenido. Y se agradece.

Ventisquero Colgante Parque Nacional QueulatEl tramo que separa Coyhaique de Villa O'Higgins es pura naturaleza. Acá encontramos a un simpático camionero que una vez a la semana recorre este camino, llevando mercadería a Cochrane y Tortel.
Él nos recomendó visitar Cerro Castillo, y hacer una caminata al Alero de Las Manos, donde están las pinturas rupestres más antiguas de América, hechas por los primeros habitantes del sector, los Tehuelches, y cabalgar a la Laguna Verde de Cerro Castillo, una laguna de origen glaciar.

El nos dijo que debíamos conocer el impresionante Lago General Carrera (el segundo más grande de Sudamérica), Puerto Tranquilo y las Capillas de Mármol, que son una formación impresionante de carbonato de calcio, inserta en el medio del Lago.

¡¡Por suerte le hicimos caso!!

También recomendados por Víctor,  nuestro amigo camionero, visitamos una de las rutas menos conocidas de la carretera austral: el Valle de Bahía Exploradores. Ya el nombre nos gustó, así que no lo dudamos. Este Glaciar es parte del Campo de Hielo Norte y la Laguna San Rafael. Lo más increíble es que uno puede hacer una caminata sobre el Glaciar y a medida que avanzas, se escucha crujir el hielo y aunque da un poco de miedo, la sensación es sobrenatural. Incluso hay grietas y cuevas donde se puede escalar el hielo.

Después seguimos hasta Puerto Bertrand, donde nace el Río Baker, el más caudaloso de Chile. Aquí volvimos a aventurarnos con el rafting y sus aguas de color turquesa.

Llegando a Cochrane tuvimos la suerte de volver a encontrarnos con Víctor. Él nos mostró los huemules dentro de la reserva Tamango. No podíamos creer estar viendo estos animales, que para la mayoría de los chilenos sólo existen en el escudo nacional.

Víctor nos dejó en Caleta Tortel. Es el pueblo más original de Chile. Aquí no hay calles, sino que 8 kms. de puras pasarelas de madera de ciprés, que suben, bajan, y pasan sobre el agua, como un puente eterno.

En Puerto Yungay tomamos una barcaza a Villa O'Higgins, un pequeño pueblito rodeado de montañas nevadas, desde donde visitamos el Glaciar O'higgins y Candelario Mancilla.

Acá acaba el territorio nacional y la Carretera Austral, y se empieza a terminar también nuestro viaje por Chile.

 

Sigue en contacto con nosotros a través de facebook y twitter.

 

Otros artículos que te pueden interesar: