Conoce los dulces chilenos más populares

Sopaipillas

Llegó el frío y se va a quedar por unos buenos meses.  Es por eso que en esta época que esperamos lluvia, viento e incluso nieve, queremos probar esos ricos dulces chilenos que nos recuerdan nuestra infancia, las vacaciones en la playa, las escapadas a la nieve o la casa del campo. Esos queques que nos preparaba la abuela cuando la visitábamos o esos panqueques que nos hacía nuestra mamá cuando nos portábamos bien.

El origen de los dulces chilenos es variado, pero tiene una notoria influencia española, francesa, alemana y árabe, traídos durante la época de la conquista y la posterior llegada de inmigrantes.  En estas tardes de invierno cuando comienzan a bajar las temperaturas y nos invaden los antojos por comer algo rico, saca papel y lápiz y tiéntate con algunos de estos exquisitos dulces chilenos.

Foto (cc):  Francisco Javier Argel

Calzones Rotos

Los calzones rotos, además de ricos, se coronan como el mejor nombre para un dulce chileno. La leyenda cuenta que una señora que vendía pasteles en la Plaza de Armas de Santiago se vio avergonzada al darse cuenta de que el viento había dejado al descubierto su ropa interior. ¿El detalle? ¡Sus calzones estaban rotos! De ahí el nombre de estos dulces trenzados de masa frita, polvos de hornear, huevos y azúcar flor.

Si andas por Chiloé, las Cocinerías de Dalcahue regalonean al turista con deliciosos calzones rotos, entre otras muchas delicias. ¡Disfruta del invierno con una impresionante vista del Canal de Dalcahue mientras le echas azúcar flor a tus calzones!

 

Chumbeque

El chumbeque es un clásico del norte de Chile. Elaborado con manteca, harina y mieles de limón o mango, también tiene variantes con manjar o chocolate.  Encuéntralo en el Asoagro de Arica y combínalo con un delicioso jugo de maracuyá.

Ahora que ya te tentaste con estos dulces típicos chilenos o consumidos en nuestro país, prepáralos en tu casa o encuéntralos en nuestra sección de picadas.

Churros con Manjar

Los churros son uno de los dulces chilenos que son infaltables en cualquier viaje a la playa.

Otro clásico que se come relleno con manjar, son los churros. Su origen es español, aunque los hispanos probablemente lo adaptaron de los árabes.

Las máquinas de churros están presentes en casi todas las playas del litoral central y en muchas esquinas de las ciudades chilenas. Aprovecha tu escapada de fin de semana y prueba los churros con o sin manjar, con chocolate o rellenos con queso.

Foto: Lobo (Wikimedia)

Dulces de La Ligua

Los dulces de la Ligua ganaron notoriedad en todo Chile gracias a las “palomitas” que venden sus productos en la carretera: alfajores, merengues, príncipes, empolvados, chilenitos, cocadas, palitas y mil hojas son algunas de las delicias que ofrecen a quienes transitan por ahí.

Quizás el más popular de todos los dulces chilenos, el alfajor es un sándwich de galletas, relleno con manjar y a su vez cubiertos con chocolate. Los chilenitos, similares a los alfajores, tienen una galleta más delgada y están cubiertos por azúcar flor. Los empolvados tienen un sabor más suave y están espolvoreados con una leve capa de azúcar impalpable.

Las recetas de estos dulces se remontan a fines del siglo XIX, así como los dulces chilenos de Curacaví. Era muy común servirlos en las casas de campo, cocidos en hornos de barro y después rellenos con manjar, dulce de pera o de alcayota, cubiertos con una capa de betún blanco. Luego salieron a las calles, ofreciendo estos dulces en la carretera que une Santiago con Valparaíso.

Leche Asada

Un poco más elaborado es este clásico postre de las mesas chilenas, el cual suele servirse sólo en ocasiones especiales. Su origen no se conoce con exactitud, pero se cree que es una adaptación del flan que trajeron los conquistadores españoles.

De consistencia semisólida, la leche asada consiste en una preparación a base de leche, vainilla, canela, huevos, azúcar, coronada por azúcar caramelizada. Puedes prepararlo tú mismo o encontrarlo en las pastelerías que tenemos en nuestra lista de picadas chilenas.

Leche Nevada

Es un postre de leche tradicional de Chile, suave  y especial para las épocas frías del año. Se prepara con leche, huevos, azúcar, almidón de maíz, esencia de vainilla, clavos de olor, canela, cáscara de limón o de naranja. ¿Lo mejor? Este postre se puede servir frío o caliente.

Una de las picadas chilenas que ofrece deliciosos platos de la preparación clásica de leche nevada es el local No Me Olvides de Olmué.

Picarones

Los picarones son unos anillos hechos con harina de trigo mezclada con zapallo y chancaca. Se cree que su origen proviene del Virreinato del Perú, a su vez, una adaptación de los buñuelos de influencia árabe que consumían los españoles.

En el libro de Eugenio Pereira Salas, Apuntes para la Historia de la Cocina Chilena, el autor cuenta la historia de un soldado chileno que participó en la expedición libertadora del Perú, donde conoció a una mujer afroamericana que vendía picarones. El soldado se casó con ella, la trajo a Chile y la mujer se estableció con su venta ambulatoria de picarones, propagándose al resto del país.

Los picarones son particularmente muy consumidos en el sur de Chile, cuando el frío y la lluvia se hacen notar.

Sopaipillas

Las más populares entre los chilenos, las sopaipillas consisten en una masa de harina de trigo y zapallo, aunque hay algunas variantes. Mientras algunos aseguran que su origen es árabe, los mapuches tienen su propia versión de las sopaipillas, sin zapallo y con levadura.

Muchos las prefieren dulces, pasadas con chancaca o con miel.  Otros, con ají, pebre y mostaza, queso… ¡las opciones son infinitas!

Encuéntralas en prácticamente cada esquina de Chile, en carritos ambulantes y en picadas como Onde el Pala de Chillán, donde las hacen de considerable tamaño, ideal para saciar tus antojos de invierno.

 

Tortas Curicanas

Otro clásico de carreteras, la torta curicana es uno de los pasteles típicos y representativos de Chile, particularmente de Curicó. Se hacen en diversos tamaños y con distintos rellenos como manjar, alcayota, manjar, nuez, almendras y otras delicias.

Encuéntralas en la fábrica de las Tortas Montero de Curicó, con una tradición de más de 120 años preparando al pie del a letra la receta original de doña Cristobalina, su fundadora.

Ver más Imperdibles

La Cordillera de los Andes corresponde a uno de los atractivos sudamericanos de mayor...

Compartir:

Chile es un país de contrastes y también de sorpresas. Ubicados frente al océano...

Compartir:

Los cielos de nuestro país son privilegiados al tener más de 300 noches despejadas...

Compartir:

¿Quieres recibir nuestras

novedades en tu correo?

Suscríbete aquí