¿Mito o realidad? Un viaje por el corazón de Chiloé - Chile es TUYO

Itinerarios

¿Mito o realidad? Un viaje por el corazón de Chiloé

Región de Los Lagos

4 Días

  • 780 km.

Puntos Destacados

  • Castro
  • Parque Nacional Chiloé
  • Iglesias Patrimonio de la Humanidad

Imperdibles

  • Trekking por Parque Nacional
  • Degustación de comida típica

Visita óptima

  • Todo el año
  • Octubre - Abril

Este viaje de 4 días en Chiloé es una mezcla de naturaleza, cultura y patrimonio. En realidad, es como viajar a muchos países diferentes en un solo lugar, porque en la Isla de Chiloé, ¡lo tenemos casi todo! Gente sonriendo, el curanto que emerge delicioso desde la tierra, las iglesias de madera (Patrimonio de la Humanidad) y los paisajes más verdes que encontrarás en el sur de Chile.

¿Vuelo con destino a Castro? Para los viajeros que están más lejos, la mejor opción para ahorrar tiempo es un vuelo directo a la Isla de Chiloé, o bien a Puerto Montt, para luego cruzar en barcaza hasta Ancud.

Si tienes la suerte de estar en el sur de Chile, la distancia se acorta. Puedes hacerlo en bus o en auto. Sea como sea… ¡Comenzamos nuestros 4 días en Chiloé!

img

Detalle del itinerario



    

        

Día 1: Bienvenidos a la Isla Grande

img

Llegas cansado, con ganas de ordenar tus cosas y salir a dar una vuelta. No te preocupes, lo mejor que puedes hacer es ambientarte en esta maravillosa isla y caminar por la ciudad de Castro.

Recorre a pie la ciudad, visita el mercado artesanal, con una inmensa variedad de artículos de decoración, textiles, y productos de madera hechos a mano. Deléitate con sus palafitos, casas de madera que se emplazan sobre muelles con gruesos pilotes sobre el mar, y disfruta en alguno de ellos convertidos en restaurantes un buen café para calentar el cuerpo.

En la plaza de armas de Castro, no puedes dejar de visitar la iglesia San Francisco, que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, gracias a su belleza arquitectónica y representación cultural propia de la colonización europea. Si te sobra un poco de tiempo, te recomendamos visitar los alrededores: Nercón (a 5 kilómetros), el cerro Millantuy y la Península de Rilán (aunque para esto necesitas más tiempo).

Dia 2: ¿Islotes de Puñihuil, navegación en el río Chepu o Isla Quinchao?

img

Tú eliges.

Si tu viaje es entre diciembre y marzo, los islotes de Puñihuil es una buena excursión para ir a ver pingüinos y recorrer la ciudad de Ancud (Museo local, Plaza de Armas, Mercado Municipal, entre otros). Luego llegar a la playa Puñihuil donde se aborda una lancha que te llevará a conocer las colonias de pingüino de Magallanes y de Humboldt. Una experiencia inolvidable, que te regala un contacto único con la naturaleza indómita de Chiloé.

Si viajas durante otoño, invierno o primavera tienes varias opciones de excursiones: navegar el río Chepu para conocer sus bosques nativos hundidos que han creado humedales enormes donde habita fauna marina de diversas especies. Si eres más arriesgado, la aventura debes hacerla en kayak y mejor si es en compañía, te aseguramos que las risas también serán parte de la experiencia.

Otra excursión es visitar la Isla Quinchao, donde conocerás pueblos íconos de la Isla de Chiloé como Huyar, Curacao de Velez y Achao. Se caracterizan por su arquitectura, sus poblados rurales, su religiosidad y artesanía local. Para los fanáticos del patrimonio local, hay iglesias que fueron construidas en el siglo XVIII y que hoy son parte de la Ruta Patrimonial de las Iglesias de Chiloé.

Día 3: Trekking por los verdes bosques

img

Para todas las edades y todos los gustos es el Parque Nacional Chiloé, que protege la selva valdiviana, formada por bosques siempreverdes y plantas trepadoras.

El parque cuenta con diferentes senderos bien delimitados para recorrer e internarse en estas selvas frías y verdes, presenciar aves, mamíferos marinos y la querida Ranita de Darwin. El parque cuenta también con grandes extensiones de playa, que se pueden visitar también en esta excursión.

Si tu recorrido por el parque fue en la mañana, y vas en automóvil, en la tarde puedes visitar el mágico Muelle de Las Almas, la distancia entre ambos es de menos de una hora y vale totalmente la pena. Esta aventura incluye un trekking de mediana intensidad, por paisajes de belleza escénica, que te invitan a seguir hasta llegar a un muelle de madera enclavado en un cerro que regala una vista sinigual del Océano Pacífico. ¡Sobrecogedor!

Día 4: ¡Adiós a estos 4 días en Chiloé! Pero antes de partir…

img

¿Cómo nos vamos a despedir de 4 días en Chiloé sin haber participado en la preparación de un curanto al hoyo? ¡Es el plato ícono de la isla que se prepara directamente en la tierra y mezcla carne de vacuno, cerdo y pollo, mariscos y embutidos, tapados con hojas de nalcas!

Este tour dura aproximadamente 4 horas donde se calientan las piedras que cocinarán los alimentos, se preparan las nalcas y se elabora un plato que por años ha sido una de las costumbres más preciadas de la cultura chilota. Ojo, esta preparación debe ir acompañada del chapalele, una masa de papa cocida y trigo, única de la isla.

Ya con esto nos despedimos de Chiloé, pero nos quedamos con ganas de volver. Tal vez para explorar algo más profundo, con más días para poder hacer paseos a la costa, visitar los enormes mercados de artesanía de cada uno de sus pueblos y, sobre todo, organizar un viaje para poder ver las fiestas costumbristas y el folclor chileno de esta mística tierra.


    

Tips de viaje:

En el mercado artesanal compra calcetines y gorros de lana chilota, serán tu mejor compañía para capear el frío y las lluvias.

Lleva un impermeable, en invierno y verano la lluvia siempre se hace presente, y los paraguas no son muy útiles debido a los fuertes vientos.

img

Compartir:

Itinerarios similares

img

¿Mito o realidad? Un viaje por el corazón de Chiloé

Región de Los Lagos

4 Días

  • Castro
  • Parque Nacional Chiloé
  • Iglesias Patrimonio de la Humanidad
Ver más

¿Quieres recibir nuestras

novedades en tu correo?

Suscríbete aquí