Santuario del Picaflor: Un paraíso en medio del desierto. - Chile es TUYO

Conoce Chile

BLOG DE VIAJES

Santuario del Picaflor: Un paraíso en medio del desierto.

19 abril, 2021

¿Sabías cuál es el ave más pequeña de Chile? Mide alrededor de 8 cms. y se llama picaflor de Arica o también colibrí de Arica. Colorida, alegre y rápida, logra alrededor de 55 aleteos por segundo, se mueve 61 veces por segundo cuando va hacia atrás, y al menos a 75 cuando va hacia adelante. ¡Impresionante!

Turismo atiende

Call Center

Escríbenos

Whatsapp

Este veloz pajarito vive en el valle de Azapa a 14 km. de la ciudad de Arica, lugar que desde hace algún tiempo no solo es conocido por sus aceitunas, sino que también por el Santuario del picaflor. Aquí podrás ver una variada gama de picaflores con diversos colores en sus plumajes los que van desde el café hasta el celeste intenso. 

Esta hermosa ave se encuentra en peligro de extinción, pero gracias al cuidado y entorno entregado por el refugio Santuario del Picaflor esta especie podrá mantenerse durante muchos años más, ayudando en el proceso de polinización.

En este paraíso natural las aves pueden alimentarse, reproducirse y sentirse protegidas de la intervención humana, por lo que podrás ver diversos animales como: llamas, pavos reales y una gran variedad de insectos, los cuales sirven como alimento para el picaflor.

Picaflor de Arica en vuelo

¿CÓMO NACIÓ EL SANTUARIO?

Todo partió cuando en la década de los 80’ una familia de la zona decidió cuidar y proteger gran parte de la flora y fauna del valle, teniendo principal interés en el picaflor, especie que está el día de hoy está en peligro de extinción por la explotación de la tierra y el uso de pesticidas en las planta y flores, ya que la principal fuente de alimento de estas aves está en las flores.

Desde el año 2000 esta familia se ha dedicado a evitar la extinción del colibrí o picaflor de Arica, plantando diversas flores para poder alimentar a la gran población que ha ido creciendo cada año, además de preservar la flora y fauna nativa de la zona.

Así, lo que comenzó como un jardín recreativo, se transformó en lo que hoy conocemos como un santuario abierto a la comunidad, donde las nuevas generaciones podrán aprender y cuidar a estas pequeñas y hermosas aves, junto con conocer cómo respetar el medio ambiente. 

Santuario del Picaflor- una muestra del ave en medio de la naturaleza

 

LA ESCAPADA PERFECTA

Para poder llegar al Santuario del Picaflor debes preguntar a la gente de la zona, ya que no hay letreros y la mayoría de las personas que llegan es porque les “dieron el dato”. La razón de esto es que los dueños no quieren masificar las vistas para que el santuario se mantenga como un lugar secreto y místico, donde solo lleguen las personas que se interesan en apreciar la naturaleza y valoren el resultado de años de preservación, cultivo y cuidado del lugar.

La familia dueña de este santuario ha invertido toda su energía y dinero en el cuidado de los animales, aves e insectos que viven aquí, para tengan un lugar donde desarrollarse tranquilos, hacer sus nidos y alimentarse sin miedo a algún tipo de depredador, ya que aquí, desde el insecto más pequeño hasta el árbol más grande cumple una función para ayudar a preservar el ecosistema y el equilibrio de la naturaleza.

En el Santuario del Picaflor podrás ver las tres especies que llegan al valle de Azapa: El picaflor de Arica, el picaflor del norte y el picaflor de Cora, además de aprender sobre sus cuidados, forma de vida y alimentación. ¡Mágico!

Santuario del Picaflor- una imagen del ave posada en una rama

 

EL OASIS DE ARICA

Para poder visitar el santuario, solo tienes que venir a la región de Arica y preguntar por el Santuario del PicaflorEl valor de la entrada es un aporte voluntario que va desde los mil pesos, y todo depende de que tanto quieras ayudar a que este hermoso lugar siga existiendo. 

No olvides que este es uno de los pocos lugares que van quedando sin la intervención del hombre, donde podrás dejarte llevar por el sonido de los árboles, el cantar de los pájaros y el murmullo del viento, los que te harán olvidar el ruido y el ajetreo de la ciudad.

 

Seguro tu principal motivación serán los colibríes, pero cuando entres y recorras este santuario te darás cuenta de que aquí hay mucho más para admirar y ver, como la variada y colorida vegetación compuesta por especies como el mirto, el toronjil silvestre y la lavanda, junto con el que contraste de los áridos cerros que lo rodean.

Puedes venir en verano o en invierno, pero si vienes en verano te encontrarás con que muchos de los picaflores no están, ya que en esta fecha la mayoría se va a descansar a la precordillera. En cambio, si vienes en invierno puede que veas entre 150 y 200 tipos de aves revoloteando y picando el néctar de las flores del Santuario del Picaflor

Recuerda que decides visitar el Santuario del picaflor, debes respetar y cuidar la flora y fauna de este lugar, para que todos podamos seguir visitando este hermoso paraíso, además de seguir contribuyendo al cuidado de especies en extinción, únicas en nuestro país. 

Te contamos que también puedes quedarte a almorzar, para que recorras tranquilamente el lugar y disfrutar del hermoso paisaje que tienes a tus pies. Sus anfitriones se encargarán de ofrecerte unas ricas empanadas de queso o unas deliciosas sopaipillas y picarones, además de jugos naturales y pasteles caseros que podrás comprar y disfrutar en el pequeño restaurante que se encuentra en el interior.

No olvides llevar tu cámara fotográfica o celular, para que te saques muchas selfies con los hermosos picaflores del santuario, además de llevar bloqueador, agua y lentes de sol, ya que el clima en esta zona es muy caluroso, seco y el sol pega muy fuerte.

 

Especies endémicas del norte de Chile: Los habitantes ilustres de nuestro país.

07 mayo, 2021

¡Vamos a recorrer todo el territorio entre Arica y Coquimbo para conocer los animales endémicos...

Quiero saber más